LA HISTORIA DETRÁS DE COCO DE DISNEY•PIXAR

Cine

La nueva película de Disney•Pixar estrena en cines el 11 de enero y está nominada a dos premios GOLDEN GLOBES®:

  • Mejor Película Animada
  • Mejor Canción Original por el tema: “Remember Me”(Recuérdame)

 

En COCO, los realizadores querían sumergir al público en la cultura mexicana, en la que se basa su historia. Abordaron la investigación desde distintos ángulos: reclutaron asesores y expertos, estudiaron el arte, el cine y la música de México, y viajaron por todo el país para participar de sus tradiciones, conocer a la gente y ver con sus propios ojos dónde irían a vivir sus personajes.

 

LA INVESTIGACIÓN

“En cuanto decidimos que queríamos contar una historia que sucede en México, de inmediato organizamos nuestro primer viaje de investigación”, cuenta el director Lee Unkrich. “Durante tres años, visitamos museos, mercados, plazas, talleres, iglesias, haciendas y cementerios por todo México”, agrega. “Las familias nos abrieron las puertas de sus casas y nos enseñaron sus platos y música favoritos, su estilo de vida y tradiciones. Y, sobre todo, fuimos testigos de la importancia fundamental que le dan a la familia”.

PUENTE DE CEMPASÚCHILES

También fueron a la ciudad de Morelia, donde el equipo visitó la Plaza Morelos, la fuente de las Tarascas y el Acueducto de Morelia, que luego serviría de inspiración para el impresionante puente de cempasúchiles que en la película une la Tierra de los Vivos con la Tierra de los Muertos. También conocieron el Palacio de Gobierno y la catedral del centro histórico de Guadalajara.

 

Miguel en la Tierra de los Muertos sobre el puente de cempasúchiles.

 

 

2012

 

En el siguiente viaje, además de Unkrich, Anderson y Jessup, se sumaron la directora de fotografía e iluminación Danielle Feinberg y el director de arte de sets Nat McLaughlin, entre otros, para visitar Ciudad de México, Oaxaca, Tlacolula, Tlalixtac, Abasolo, Guanajuato y Santa María del Tule.

 

LA IMPORTANCIA DE LA FAMILIA

“En nuestro segundo viaje nos concentramos más en Oaxaca y Guanajuato”, cuenta Anderson, quien lo que más disfrutaba de los viajes era pasar tiempo con las familias. “Nos recibían en sus casas”, cuenta. “Son las personas más abiertas y más generosas que conocí en mi vida. Nos trataban como si fuéramos un vecino del pueblo o un miembro más de la familia. ‘Pasen. Coman con nosotros. Rían con nosotros’. Nos ofrecían tamales y una sopa tradicional llamada pozole. Fue algo realmente enternecedor”.

 

 

 

DÍA DE MUERTOS

El equipo visitó, también, numerosos altares, mercados, haciendas, jardines, iglesias y plazas que en la película inspiraron la ciudad ficticia de Santa Cecilia. En Ciudad de México fueron a ver un show de mariachis en el Salón Tenampa y en Oaxaca se toparon con una comparsa. En Día de Muertos, visitaron los cementerios de San Juanito, San Felipe del Agua y Atzompa. Las procesiones les parecieron alegres y llenas de música, y se enamoraron de los perros Xolo.

 

 

2013

Feinberg regresó a México en 2013, junto con el codirector y guionista Adrian Molina, el director de arte de personajes Daniel Arriaga, el director de fotografía y cámara Matt Aspbury, los artistas de historia Manny Hernandez y Octavio Rodriguez y el jefe de historia Dean Kelly, entre otros.

 

ZAPATERÍA DE LOS RIVERA

Este viaje se centró principalmente en la ciudad de Oaxaca, donde los realizadores regresaron a algunos de los sitios favoritos y hallaron tesoros nuevos, incluida una fábrica de chocolate. El equipo visitó un taller de huaraches (zapatos) para utilizar como referencia para la fábrica de zapatos de la familia Rivera.