Francis Mallmann alza la voz contra las salmoneras: “Cuidemos nuestros recursos naturales”

Cultura

 “Hace un año estábamos en Ushuaia en el sur de la Patagonia haciendo un almuerzo para celebrar la vida, la salud de nuestros océanos y especialmente el Canal Beagle, uno de los lugares más lindos del mundo”, recuerda Francis Mallmann desde Mendoza. “Cocinamos a la plancha centollas dulces y  jugosas, una de las cosas más deliciosas de la tierra”.

“Hacía un tiempo, habíamos empezado a escuchar que una empresa quería implantar en ese canal cristalino y prístino algunas de esas canchas enormes para criar salmones”, explica. “Y fuimos allí a Ushuaia para decir que no queríamos eso”. El evento, organizado por la marca activista Patagonia y el programa marino de la Fundación Rewilding Argentina, Sin Azul No Hay Verde, buscaba apoyar a la comunidad y lograr la sanción de una ley provincial para prohibir la salmonicultura. Ambas organizaciones trabajan desde 2017 por la conservación del Mar Argentino.

Mallmann explica los cambios que realizó a partir de este reclamo: “Unos meses antes, había dejado de servir salmón de criadero en todos mis restaurantes. Algunos clientes nos preguntaban por qué y nosotros les explicábamos que no queríamos servir más ese salmón, porque es triste que estemos haciéndoles  tanto daño a nuestros océanos“.

Y el chef sube la apuesta a favor del planeta: “Hoy, otra vez, les pedimos a ustedes que no coman pescados industriales que han sido criados en el mar en estas enormes canchas que tienen como 4 o 5 pisos de altura y que producen una cantidad de desechos que caen en los lechos marinos, destruyendo completamente el sistema de esa zona. Juntos cuidemos nuestros recursos naturales“. 

Narda Lepes o cocineros locales como Lino Gómez Adillón del restaurante Volver en Ushuaia también habían dejado de servir salmón en sus cartas.